18
Mié, May

La vida sigue igual en este 2022 para el CF Talavera de la Reina

C.F. Talavera

Ya lo cantaba Julio Iglesias: “La vida sigue igual”. Y es que la verdad poco o nada ha cambiado en el Municipal ‘El Prado’ en este 2022. Ese temible campo que se les hacía a los equipos rivales poco más que ‘interminable’, como el de Óliver y Benji, es hoy poco más que un ‘self-service’ donde cualquier equipo que a muy regular que lo haga puede llevarse de vuelta a su casa uno o tres puntos, depende, y por cortesía del Club de Fútbol Talavera de la Reina.

Que sí, que el equipo toca muy bien la pelotita y ganamos la posesión a cualquiera pero el fútbol no hace justicia con nosotros; que sí, que ocasiones se generan para llevar en la clasificación unos cuantos más de puntos de los 17 que lleva el conjunto en la actualidad. Cualquier excusa que se quiera poner del por qué este equipo no despega en casa tiene toda la validez que quiera encontrar en ella el emisor del mensaje, pero cuando algo se repite cíclicamente cada quince días es algo que habría que hacerse de mirar.

Llámese ‘miedo escénico’ porque la presión y el miedo al fallo te puede, llámese falta de un Plan ‘B’ cuando el Plan ‘A’ te lo han quebrado, llámese que lo que se ve en el verde ‘es lo que hay’ y no da para más, algo que uno se niega a pensar porque este equipo tiene mimbres… Este Talavera está en una fase peligrosa y ya no son las diez primeras jornadas que sirven como termómetro, sino que ha pasado media liga. En total 19 partidos donde sumas cuatro victorias (sólo una en casa), cinco empates (todos ellos como local) y diez derrotas (cuatro en casa y seis fuera), lo que te manda al puesto 18º de la general.

Y agárrense porque vienen curvas ya que estas dos jornadas nos traen dos duelos directos, porque ya si se puede decir que son directos. Visita al Extremadura UD que, por muy desahuciado que se le vea en la lejanía (ojalá que sus problemas económicos se solucionen) tiene los mismos 17 puntos que tú y después de esto, el próximo domingo, toca recibir al colista CD Tudelano con 11 puntos en su casillero, al que se le ganó a domicilio y que también llegará necesitado de puntos porque ahora mismo la salvación está en los 19 que marca el Zamora CF.

El conjunto entrenado por Yago Iglesias, por cierto, es uno de los grandes beneficiados de la jornada junto con un Athletic Club ‘B’ que hizo los deberes en casa ante el Extremadura UD (3-0). En su encuentro de la matinal de este domingo a los zamoranos les bastó tiro y medio a puerta para sacar los tres puntos del campo talaverano. Los rojiblancos jugaron prácticamente todo el encuentro moviendo la bola de izquierda a derecha, apenas sin profundidad, pero estuvieron bien colocaditos, aunque también con sus lunares, y con su guardameta Jon Villanueva teniendo su parcela de protagonismo cuando el partido así lo requirió.

Porque Ernest Forgàs, que se estrenaba en la titularidad y siendo además el faro de los talaveranos en ataque, le iba a probar y el meta le iba a ganar la partida en sendos duelos en los primeros minutos del acto inicial. La primera con una buena parada en el mano a mano y la segunda en un error de bulto de la zaga rojiblanca que entregó la bola a Dani Pichín y éste a su vez para un delantero que llegaba de cara y que no supo encontrarle el hueco al arquero y echó la bola fuera.

Y poco más tuvo esta primera mitad reseñable para un Talavera que fue perdiendo protagonismo ante un rival que se lo fue ganando siendo capaz de superar alguna vez más la segunda línea talaverana, pero la verdad es que Miño sería un espectador más en este primer tiempo que no pasará seguramente a la historia de ambos equipos por lo visto sobre el terreno de juego.

Y llegó la segunda mitad en la que la que el paso de los minutos trajo consigo el paulatino nerviosismo del conjunto blanquiazul a la hora de elaborar sobre el terreno de juego y el encabronamiento de la parroquia talaverana, confiada en que el gol acabaría llegando pero finalmente pitando a los suyos y buscando culpables.  

Volviendo al encuentro y ya cumplida la hora de partido los locales la tendrían para romper las tablas, pero Villanueva aparecería estelarmente para hacer una gran parada a remate de Tomi Bourdal y posteriormente sacaría la mano para enviar por alto y remate bombeado de Jon Ceberio.

El ansiado gol llegó, pero no lo hizo para quien esperaba la parroquia bolanquiazul sino más bien para el lado zamorano. Primero avisó Julián Luque con un intento de gol olímpico que mandó Miño con la manopla nuevamente a saque de esquina, de ahí la ‘media ocasión’. La segunda fue la estocada de muerte para el Talavera, un balón colgado a la espalda que no medía bien Vicente y que le caía a los pies a un Marcos Baselga que controlaba y cruzaba ante la salida del meta.

Así llegaba el 0-1 que terminó por cortocircuitar a un conjunto local que jugaría el último cuarto de hora en campo rival, pero que comenzó a generar error tras error no forzado, algo que el Zamora agradecería encarecidamente, porque tampoco es que fueran muy sobrados. Incluso sobre la bocina lo intentó hasta un Miño que subió a rematar en busca de la heroica, algo que tampoco daría sus frutos, como tampoco el postrero remate de Rodrigo que nuevamente Villanueva repelió enviando la pelota fuera.

Y así murió un nuevo partido en casa del Municipal ‘El Prado’, con Víctor Cea disgustado abandonando pensativo y cabizbajo el verde, los jugadores más de los mismo y qué decir de una afición que cada vez está perdiendo más la paciencia y la ilusión al ver que su equipo no consigue carburar lo suficiente para sumar de tres en tres en casa y que cada vez el margen de maniobra empieza a ser más complicado en una categoría que no espera a nadie.

Al menos la buena noticia es que la distancia con el abismo es todavía salvable, hay tiempo reconducir el rumbo en un Grupo I de Primera RFEF que, eso sí, se está empezando a fragmentar por sectores y por desgracia, ojalá que no, todo hace indicar que a los de Talavera de la Reina les tocará jugar por evitar caer en esas cinco posiciones que te llevan la próxima temporada a la Segunda RFEF. Ahora mismo hay seis equipos en esa lucha, esperemos que de aquí a unas semanas desaparezca de esta lista el Talavera, lo que sería una gran noticia y un sinónimo de que la situación ha evolucionado a mejor.


FICHA DEL PARTIDO

  • CF Talavera de la Reina: Miño, Choco, Bourdal, Góngora (Víctor Ruiz), Vicente Romero, Jordi Ortega, Ceberio, Dani Pichín (Rodrigo), Ernest Forgàs (Christian Perales), Toño Calvo (Juanma) y David Añón.
  • Zamora CF: Jon Villanueva, Parra, Xisco Campos, Cordero, Jon Rojo, Carlos Ramos, Dani Hernández (Astray), Jorge Fernández (Adri Herrera), Javi Navas (Luque), Baselga (Garay) y Losada (Kepa).
  • Arbitros: Alberto Fuente Martín (Cantabria). Asistido en las bandas por Ángel Ramos Cinos y por Gonzalo López de la Llave. Amonestó a los locales Góngora, Vicente Romero y Choco. Por parte visitante vieron la amarilla Kepa, Javi Navas, Carlos Ramos y Adri Herrera.
  • Resultado: 0-1 (min. 76) Baselga.